Un Camino Hacia Dios

 

El año lectivo 2019 para la familia agustiniana es un camino hacia Dios, bajo el esquema de San Agustín.

 A Continuación, discurso de Bienvenida del Padre Director Carlos Alberto Flores H.

 

 

DE ENCUENTROS JUVENILES

 

 

Recientemente hemos celebrado como Iglesia y como país unos de los encuentros mundiales más importantes en el mundo: la Jornada Mundial de la Juventud; y en un modo más modesto, también hemos celebrado el Encuentro Mundial de Jóvenes Agustinos (EJA); y más allá de valoraciones diversas sobre qué nos han dejado estos encuentros, considero importante compartir qué realmente ofrece este tipo de encuentros a nuestros jóvenes.

 

Desde luego que nosotros, como institución entregada a la educación de niños y jóvenes también nos vemos comprometidos con una formación más allá de lo académico, puesto que deseamos ofrecer espacios de formación en valores, tan demandada hoy día en una sociedad que experimenta crisis precisamente de valores, y que en nuestro caso conlleva también el crecimiento humano en temas de fe.

 

Por propia experiencia, he podido contemplar cómo estos encuentros también robustecen la vida de aquellos que participan como peregrinos, ya que el tiempo y el espacio dedicados al acompañamiento de los jóvenes son momentos que demandan ellos mismos, que buscan vivir acertadamente cada acontecimiento de la propia vida, y que ellos comprenden requiere de orientación.

 

Los encuentros son los espacios donde los jóvenes experimentan tres tipos de encuentros, por decirlo de otra manera: se trata de tres encuentros en uno. El más evidente de los encuentros es el encuentro con los otros jóvenes, se trata del encuentro con el otro, lo que nos lleva a salir de nosotros mismos y a interesarnos por la vida de los demás, es salir de nuestro egoísmo. Un segundo encuentro está enmarcado por experiencia de fe, es el encuentro con Dios, el contacto con lo divino, de aquella experiencia que me lleva a conocer a Dios que se nos ha revelado en Jesucristo, el modelo a seguir de compromiso, entrega y madurez para todo ser humano. Y el último de los encuentros, tal vez el menos evidente, es el encuentro con uno mismo, sí: cada uno se encuentra consigo mismo a la luz de los acontecimientos que ocurren a nuestro alrededor durante los días del encuentro, y que nos lleva a meditar y reflexionar qué estamos haciendo con la vida que tenemos y de qué manera vale la pena ser vivida. Son estos tres encuentros también parte de nuestra oferta educativa, puesto que la espiritualidad agustiniana posee mucho de espacios de reflexión sobre el mundo y nuestro actuar responsable en nuestra sociedad.

Contacto

Colegio San Agustín Penonomé

Urbanización Miraflores, Vía El Coco, Penonomé

Correo electrónico: colsape09@gmail.com

Teñefono: 997-8094